: . . Hoy para mañana...

Mirando la vida, mirando España, mirando Inglaterra, e intentando describir la belleza y podredumbre de nuestras historias de hoy, con la vista puesta en el horizonte del mañana.

miércoles, mayo 30, 2007

España es el país en el que quien gana las elecciones las pierde

Qué sensación más rara han dejado las elecciones municipales y autonómicas. Como quien más o menos tiene una decepción -aunque Zapatero diga que todo está bien ya que todos han quedado contentos-, a mí me ha tocado la de Córdoba. El último feudo en capital de provincia de IU en España era Córdoba, bajo la batuta personalista y populista de Rosa Aguilar. El Partido Popular ha ganado las elecciones con mucha fuerza, ganando varios concejales y quedando a uno solo de la mayoría absoluta. El alcaldable Jose Antonio Nieto ha realizado una campaña que ha gustado mucho a propios y extraños, con elegancia sin dejar de defender las propuestas. Quien gobernaba en mayoría simple –IU- ha perdido 3 escaños, y el PSOE suele ser comparsa en Córdoba a nivel municipal, dejando estrellarse a un paracaidista venido de Madrid (Rafael Blanco) y maltratando a un tipo excéntrico que trabajó con mucha honradez durante la legislatura, Antonio Hurtado. No me puedo callar que los carteles promocionales del tal Blanco me han dado una pena que despertaba compasión, la crueldad del Photoshop puede no tener límites.

Rosa Aguilar preparó una campaña de culto a su persona que casi ocultaba las siglas de Izquierda hUndida. Pero la gente está harto de ella, y eso ha votado.

Menudo papelón el que van a jugar ahora PSOE e IU. Se unirán en Córdoba, como se unirán allá donde puedan con tal de acaparar el poder. Aquí en Córdoba demostrarán su sentido de democracia, cambiando los cromos de Córdoba por Sevilla y Almería. Y aún así van a vender el famoso pacto progresista cuando el PSOE ha basado su campaña electoral en que Rosa Aguilar ha desarrollado una política de derechas.

Y con esto será la tercera legislatura de gobierno de Rosa Aguilar habiendo perdido dos de las tres. La primera de ellas en las mismas condiciones que ahora, quedando el PP a 1000 votos de la mayoría absoluta, ahora parece que han sido entre 500 y 2000.

Repito, la tercera legislatura seguida tras perder dos elecciones y ésta en clara desaprobación de su gestión.

¡Viva la democracia!

Ahora que vengan los políticos a disertar sobre la abstención y la desmotivación que provoca la política.

11 Comments:

Publicar un comentario

<< Home