: . . Hoy para mañana...

Mirando la vida, mirando España, mirando Inglaterra, e intentando describir la belleza y podredumbre de nuestras historias de hoy, con la vista puesta en el horizonte del mañana.

viernes, agosto 11, 2006

La vida no descansa

Uno se puede ir de vacaciones pero la vida no interrumpe su curso. He tenido la suerte de poder irme con mi niñita unos días de vacaciones, lo que ya es mucho decir. Y desde luego se descansa, sin embargo, uno siente más tarde el desarraigo, el sentirse fuera de lugar, y estar fuera de casa empieza a convertirse en algo que también puede cansar.

En fin, ahora toca dignificar la propia vida con algo de trabajo.

Por supuesto, las noticias han seguido arrollándonos, irrumpiendo en nuestras vidas y haciéndose presentes mientras nosotros pasamos un tiempo desguarecidos. Estas vacaciones yo las pasé por mi Andalucía, la de todos, la que se distingue por su apertura, su eclecticismo, y su verdad.
Por eso la Andalucía que yo disfruto no miente diciendo que pretende ser realidad nacional, o boquerones en vinagre.
Estuve en la Corleone nuestra, Marbella, preciosa y en la que disfrutamos un día magnífico y más tarde pasé por una costa que no conocía, hasta Islantilla, en la que al parecer tiene o tuvo Chaves una buena casa a la que ya no acude.
Soy un vicioso de mirar los periódicos, y así sondeo también el terreno, mirando qué periódico se compra. El caso es que el único periódico que me ha costado encontrar porque se agotaba en muchísimos sitios es El Mundo, cuya línea editorial nacional suele ser de mi agrado, pero cuya línea editorial con respecto a Andalucía me reporta una enorme satisfacción y esperanza. Sinceramente creo que es la mejor oposición de la comunidad. En cambio, el ABC permanecía inmóvil en sus montones esperando que alguien se apiadara en los estertores de su existencia. Con respecto al periódico independiente de la mañana El País-como tiene la desfachatez de llamarse-, ni mucho menos se agotaba, es cierto que en Marbella quedaban pocos ejemplares, se sabe que a la gauche divine andaluza le gusta veranear bien (lo cual me parece fantástico).



Galicia se calcina, y son los mismos ciudadanos quienes tienen que acabar contra el fuego por la incompetencia de los políticos, y las memeces del Estado Autonómico.

Mala suerte que la gente del Nunca Mais también esté de vacaciones para distribuir camisetas con la cara de los gobernantes socialistas negligentes de Galicia, sin embargo no todo será mala fortuna ya que podrán aprovechar las camisetas negras que lanzaron en masa, pero esta vez representarán el negro monte de cenizas que en adelante caracterizará la tierra gallega.

Es llamativa la capacidad del Partido Socialista para actuar en momentos de urgencia, por recordar algo, los tres mayores incendios de los últimos tres años sucedieron en comunidades socialistas poniendo de manifiesto su absoluta incompetencia para ser gobernar en momentos de máxima gravedad. El devastador incendio de la sierra de Huelva, el de Guadalajara del pasado año -once muertes incluídas-, y el de este año en Galicia.
Poco han tardado en movilizar a sus despreciables voceros para criminalizar al PP también en la provocación de incendios, y en huir de cualquier posible autocrítica para inventar grupos criminales en los que participan tanto un hombre de 90 años como menores, una septuagenaria y algún retén antiincendios, toda una obviedad.
Ya hablaremos más sobre esto, porque a los que hemos disfrutado de la naturaleza gallega entristece aún más la tragedia de este verano.


6 Comments:

Publicar un comentario

<< Home