: . . Hoy para mañana...

Mirando la vida, mirando España, mirando Inglaterra, e intentando describir la belleza y podredumbre de nuestras historias de hoy, con la vista puesta en el horizonte del mañana.

miércoles, julio 19, 2006

Política partidista

30/12/05

Si hay cosas que causan en mi un profundo desencanto cada día, una de
ellas es la sensación de desamparo que me transmiten los partidos
políticos.
A mi juicio, el tirarse los trastos a la cabeza unos a otros sin entrar al
trapo en cuestiones ideológicas(la gran mayoría, aunque Rajoy alguna vez
da lecciones de liberalismo) es una justificación de su propia insolvencia
intelectual.
De este modo dan la impresión de estar trabajando cuando lo que realmente
hacen es justificarse porque son patéticos políticos. Debo decir que me
refiero a políticos serios y de mediana credibilidad, con lo cual excluyo
a la gran mayoría de nacionalistas.

Reflexionemos juntos, uno que es afiliado al partido popular, y no tiene
ninguna necesidad de regalarle el oído(prueba es que no cobro
absolutamente nada ni económica ni moralmente), observa que en más de un
año, para lo único que se me llama es para acudir a mítines en que el
líder de turno no se sienta solo, fiestas, cenas, etc...
¿Creéis que es eso actividad política? Aquí en Andalucía, sufrimos un
cáncer que es una rémora para nuestro progreso global, el PSOE
indiscutiblemente. Pues el PP(si bajo es el nivel en España, en Andalucía
anda bajo mínimos) no ejerce ninguna labor de pedagogía política. Me
explico, en una sociedad clientelar como la andaluza, hay que explicar que
todas las facetas de la vida están controladas por la Junta de Andalucía,
porque tales instituciones no creen en las personas, creen en la bondad
del partido, y su institución, NO CREEN EN NUESTRA LIBERTAD. El PP
de Andalucía sólo proclama la necesidad de cambio de régimen sin hacer
méritos para ello, sin pedagogía ideológica. Lo que expongo viene
ratificado porque en año y medio de afiliación, no se ha convocado un solo
debate para escuchar a sus bases.

En fin, os seguiré contando historias desde mi triste atalaya cordobesa
(no olvidéis, único ayuntamiento comunista de España).

La tierra está preñada de dolor tan profundo
que el soñador, imperial meditabundo,
sufre con las angustias del corazón del mundo.
Pablo Neruda

 

3 Comments:

Publicar un comentario

<< Home