: . . Hoy para mañana...

Mirando la vida, mirando España, mirando Inglaterra, e intentando describir la belleza y podredumbre de nuestras historias de hoy, con la vista puesta en el horizonte del mañana.

viernes, julio 21, 2006

EL PAÍS y la paja en el ojo ajeno

 Del día 11 de abril de 2006


Publicado en el "Pravda" español: Hay ganas de cambio, pero Prodi no ha convencido lo suficiente, mientras Berlusconi, con sus formidables medios televisivos, ha sabido amarrar sus votos. Con dos cámaras de distinto signo, sólo se pondría fin en parte a la anomalía italiana de tener al frente del Gobierno al hombre más rico de Italia, magnate de los medios que, desde el cargo obtenido en las urnas, ha logrado sumar el control de la televisión pública a la mayor parte de la privada, ha utilizado el poder para protegerse frente a la justicia por los casos de corrupción y ha cambiado las reglas de juego del sistema electoral sobre la marcha para favorecerse a sí mismo. Es curioso que reconozcan que desde los medios se puede ejercer una influencia definitiva en unos comicios muy disputados. Será la Semana Santa en la que quieren redimir sus pecados. Cambiar las reglas del juego en mitad del partido lo condenan igualmente, pero sin embargo defienden la legislación a la carta del Consejo de ministros cuando una OPA sobre una empresa privada no favorece los intereses del Gobierno. Aún hay más, aviso de que no es apto para cardiacos, es sobre Otegi, y su patulea de amigos: Lo significativo de la manifestación no fue la participación de dirigentes del partido ilegalizado, sino su manifiesta voluntad de evitar cualquier comportamiento que pudiera considerarse ilegal. Algunos de esos dirigentes comprendieron con su ilegalización los efectos ineludibles de su sometimiento a ETA; ahora están haciendo la experiencia de la necesidad de respetar los límites de la ley. Es torpe reaccionar igual cuando acatan que cuando desafían. Como de costumbre en los últimos tiempos, EL PAÍS intenta convencer a sus creyentes de la voluntad democrática de la escoria. Hace unos días, uno de mis mejores amigos, Agustín, se retorcía recordando que cada vez que leía el comunicado de alto al fuego de ETA, y la expresión de utilizar medios democráticos, sólo se le venía a la cabeza la democracia de esa basura asquerosa: matar a Miguel Ángel Blanco con cuenta atrás, los ojos tapados, y atado a un árbol. Para acabar con la violencia, si los etarras quieren utilizar otros medios, si quieren ganarse el favor popular, se desvincularían de la banda, irían por otro lado. Si siguen llamándose así es porque siguen siendo asesinos, y no quieren que ETA deje de ser lo que es. Y a partir de ahí debe actuar cualquier gobierno.

3 Comments:

Publicar un comentario

<< Home